El castillo Vogelod Cine de terror

Cine de terror, ciencia ficción, fantasía y literatura fantástica

2001: Una odisea del espacio (2001: A Space Odyssey) 1968

En la Luna se descubre un monolito negro enterrado que manda emisiones de radio hacia el planeta Júpiter. Meses después se manda una misión tripulada hacia el planeta. La computadora Hal 9000 es el cerebro de la nave Discovery y controla absolutamente todo en la nave. Dos astronautas (Keir Dullea y Gary Lockwood) vigilan que todo esté bien mientras viajan hacia Júpiter. Pero un día Hal avisa de que algo no funciona bien en el Discovery, y entonces comienzan los problemas para los astronautas.

2001: Una odisea del espacio

La obra maestra de Stanley Kubrick no obtuvo muy buenas críticas cuando se estrenó y parece ser que tampoco por parte del público que iba a verla, pero esto comenzó a cambiar y hoy en día a pesar de voces divergentes que no saben de lo que hablan, se la reconoce generalmente como la obra maestra que es. Sigue aún asombrando tanto por su capacidad técnica como por los aciertos científicos que mostraba en esos viajes espaciales, las asombrosas escenas de la Luna, y las más que logradas escenas de ingravidez tanto dentro como fuera de las naves.

Es algo escalofriante el hecho de que, lo que significó un avance en la evolución de esos primates ancestros de los seres humanos sea la muerte de otros seres vivos, el asesinato y por extensión la guerra. La intromisión en la vida humana de una inteligencia extraterrestre encarnada en el monolito negro significa que introdujo no sólo las ideas intelectuales sino también la novedad de matar y el ingenio para conseguirlo, del uso de huesos como armas mortales, hasta la inteligencia para crear naves espaciales.

La idea de la muerte es igual de recurrente en el futuro: Hal, la computadora del Discovery, recurre al asesinato cuando quiere librarse de los obstáculos. La evolución del ser humano llega hasta el final, en el que el bebé representa un paso más en la evolución humana, nacido de la muerte, también ha de morir algún día. Una evolución controlada por alguien. Y aquí entramos en el plano metafísico o en la ciencia de origen extraterrestre: ¿Dios o extraterrestres? ¿O ambos son lo mismo? ¿Son diferentes o convergen?. Son cuestiones que el espectador se puede preguntar y analizar.

2001: Una odisea del espacio

Stanley Kubrick y Arthur C. Clarke escribieron el guión basándose en la novela de este último. Kubrick quiso dejar sin explicaciones los hechos más oscuros de la película, pero Clarke quería lo contrario. Escribió pues la segunda parte para explicarlos, que también tuvo la adaptación al cine, en 1984, a manos de un mediocre Peter Hyams, 2010: Odisea Dos (1984), que pasa con más pena que gloria.

Junto a Stanley Kubrick y Arthur C. Clarke, expertos de la NASA para asesorarlos, y grandes profesionales de los efectos especiales, con lo que se consigue una obra tan realista que asombra, porque hay que darse cuenta de que en ese momento aún no se había llegado a la Luna, lo que deja asombrado a más de uno por lo que se ve aquí, por las perfectas reconstrucciones lunares así como por los aciertos descriptivos de los planetas lejanos, como Júpiter, sus lunas, o la misma Tierra, o la perfección en los viajes siderales.

La excelente BSO de música clásica es una pieza fundamental del engranaje de esta obra maestra. Las naves espaciales parece que "bailan" al son de la música de Johann Strauss, alucinante. Duración aproximada: 160 minutos.

Las imágenes de la película no son del blu-ray.


Blu-ray


Formato: 1080p 16/9 2.2:1. Sonido: PCM Inglés 5.1; Dolby Digital: inglés 5.1, castellano 5.1, español 5. 1 (este debe ser el español neutro) y otros idiomas. Versión original en inglés, doblada y subtítulos en castellano, además de estar doblada en varios idiomas más, con sus subtítulos correspondientes, entre ellos el español neutro.

No se si se le ha sacado todo el potencial al soporte blu-ray pero debe estar muy cerca porque esto se ve espectacular. Casi te hace llorar de lo bien que se ve. Se que con 'Los diez mandamientos' (1956) de Cecil B. DeMille se ha hecho una asombrosa restauración -según pude ver la copia emitida por el canal de televisión Canal Hollywood, en alta definición- que deja asombrado, y tanto, que uno casi se olvida de respirar de lo bien que se ve todo, es como ver algo nuevo. En el caso de otro clásico del cine histórico como 'Cleopatra' (1963) de Joseph L. Mankiewicz, ocurre algo parecido, que también se ha logrado una restauración asombrosa de verdad. Como en la de Cecil B. DeMille, se divide en dos blu-ray, por la larga duración de la película.

En el caso que nos ocupa no ha sido necesario dos discos, todo está en uno, la película y los extras, y se ve increíblemente bien, y creo que se le ha sacado todo el potencial al blu-ray. No hay ninguna impureza, las imágenes son totalmente limpias, el color es fantástico. La estética sensetera y el futuro se ve espectacular. Si te gustaban las azafatas (entre ellas, inolvidables escenas con Edwina Carroll) ahora te gustarán más, e incluso creo que si uno se empeña podría leer las intrucciones, que sale en una breve escena, de cómo usar el lavabo.

El sonido perfecto, y pienso que oirlo con Dolby Digital es mejor que con PCM. Este último se ha dejado para el inglés (aunque también tiene su versión en Dolby Digital) y personalmente no pienso que sea mejor que con el Dolby, en el que se incluye el castellano, ya que con el Dolby Digital se logra más aumento sonoro.

A pesar de esto, las voces en castellano -afortunadamente es el doblaje original- sí que pienso que están un poco bajas de volumen y creo que algo estropeado, no mucho, pero a veces, como en la escena donde Frank (Gary Lockwood) está a punto de recibir la teletransmisión de sus padres felicitándole por su cumpleaños, la voz de Frank en castellano suena algo sucia, con algo de ruido cascado, y creo que debe ser por el tiempo transcurrido y la mala conservación del doblaje, que repito es el original.

En la versión original precisamente las voces tampoco es que suenen a un gran volumen sonoro pero sí algo más y además suenan más claras y limpias, por otra parte, algo intrínseco a las versiones originales, la claridad de las voces y los efectos están más armonizados entre sí. En 2001 en verdad, no hay apenas diferencia entre ambas versiones, original o doblada, es curioso que hasta en esto esta película sea diferente, excepto en lo indicado en las voces.

Hay algo que siempre me sorprende y es por qué algunas líneas de guión cambian de una versión a otra: en este caso creo que hay una escena que destaca mucho, y es cuando Dave (Keir Dullea) ha rescatado a Frank y le dice a Hal, la computadora, por radio, que le abra la compuerta, y como no le contesta le pregunta varias veces que si le ha "leído". En la versión original, en cambio, simplemente dice "¿me recibes?". Esta diferencia de líneas habladas entre ambas versiones puede quedar explicada en intentar dificultar aún más el concepto científico - la famosa técnica, made in spain, de "mejorar" lo que otro ha hecho - ya que una computadora en realidad lee los datos (no los oye) pero lo que consigue es adelantarse muchos años en el tiempo a lo que ahora es internet y las comunicaciones por chat con un interlocutor humano. Increíble.

Por lo demás todo es tan correcto, que en este caso hay que felicitarles. Tengo entendido que Kubrick solía inspeccionar y aprobar cuidadosamente todos los doblajes a que eran sometidos sus películas en todo el mundo - las famosas, y tan criticadas voces al español de 'El resplandor' (1980), pasaron su aprobación- pero en este caso desconozco los hechos concretos. El doblaje en este caso es estupendo. Aún así siempre recomiendo la versión original y ahora también.

El blu-ray tiene varios extras, también espectaculares, todos subtitulados al castellano, excepto dos::

Comentario de Keir Dullea y Gary Lockwood. No está subtitulado a ningún idioma. Es una cosa que Warner suele hacer mucho y no se por qué.

Documental de Channel Four 2001: Cómo se creó el mito. Subtitulado y en alta resolución. Duración aproximada: 43 minutos.

Sobre los hombros de Kubrick: El legado de 2001. Subtitulado y en alta resolución. Duración aproximada: 21 minutos.

Visión de un futuro pasado: La profecía de 2001. Subtitulado y en alta resolución. Duración aproximada: 21 minutos.

2001: Una odisea del espacio - Una mirada detrás del futuro. Subtitulado, 4/3. Duración aproximada: 23 minutos.

¿Qué hay ahí fuera?. Subtitulado y en alta resolución. Duración aproximada: 20 minutos.

2001: El arte conceptual de una odisea del espacio. Subtitulado y en alta resolución. Duración aproximada: 9 minutos.

Mira: ¡Stanley Kubrick!. Subtitulado y en alta resolución. Duración aproximada: 3 minutos.

Extra sólo en audio: Entrevista a Stanley Kubrick del año 1966, conducida por Jeremy Bernstein. No está subtitulado a ningún idioma. Duración aproximada: 76 minutos

Tráiler cinematográfico.

Eso es todo. Recomendable al cien por cien, un blu-ray que da gusto tener. Junto a la versión blu-ray con funda de plástico, también hay una con funda metálica, aquí, 2001: Una Odisea Del Espacio - Edición Metálica [Blu-ray] que es la misma con el mismo contenido, sólo cambia el estuche. Tener un blu-ray así merece la pena y mucho, incluso el de la segunda parte, que también está en blu-ray, aunque sin apenas extras, pero buena restauración.


Tweet

© Copyright 2001-2017 El castillo Vogelod - Pagina personal realizada sin ánimo de lucro - Todos los derechos reservados.