El castillo Vogelod Cine de terror

Cine de terror, ciencia ficción, fantasía y literatura fantástica

2010: Odisea Dos (2010) 1984

Una cooperación espacial entre EE.UU y la URSS intenta averiguar qué pasó con la nave Discovery y sus ocupantes, que desaparecieron cerca del planeta Júpiter. El monolito de la Luna enviaba sus emisiones de radio hacia Júpiter y el Discovery se dirigió a ese planeta para averiguar por qué, y desapareció. El Discovery II llega a la zona y descubre que puede haber vida inteligente.

2010: Odisea Dos

Continuación de la famosa 2001: Una odisea del espacio (1968) de Stanley Kubrick (a partir de ahora 2001), y como aquella, también es adaptación de una novela de Arthur C. Clarke, dirigida en esta ocasión de forma un tanto pretenciosa por Peter Hyams, el cual también produce y escribe el guión adaptado de la novela. Como todos podrían suponer, incluso en aquella época de los 80, era difícil que una secuela de la obra maestra de Kubrick consiguiera igualar el original: aquí se consigue un mero aprobado, pero no mucho más, ni tan siquiera se asemeja a la anterior exceptuando algunos detalles que se comentarán más adelante, porque está falta de un estilo elegante y ni tan siquiera muestra el avance científico real que mostraba la de Stanley Kubrick.

Es decir, aquí se siguen los patrones realistas instaurados, atención, no por 2001, sino por 'Alien, el octavo pasajero' (1979) de Ridley Scott o 'Atmósfera cero' (1981), del mismo Peter Hyams que logró hacer con él un clásico mejor que este que tenemos aquí (1). El realismo que vemos es pues el de naves industriales tipo Nostromo (Alien) con pasillos metálicos y oscuros, muchas lucecitas en los controles, y sobre todo sin gravedad 0, algo muy diferente de la de Kubrick con diseños de interiores claros y totalmente diferentes, donde la falta de gravedad en las naves era más que obvia y necesaria para el realismo científico de la historia, lo que aquí en esta continuación de Peter Hyams desaparece.

Creo que existe una falta de cohesión en lo que se quiere mostrar, porque claramente hay una vez, en la escena de los bolígrafos (el objeto nos evoca la famosa escena de 2001 pero sin nada que ver con aquella) sí que vemos el efecto de estar sin gravedad dentro de la nave, es curioso, pero no sirve porque hasta el momento, no habíamos visto gravedad 0 en esa nave. Pensándolo bien la escena parece más bien un truco de prestidigitación de un mago.

2010: Odisea Dos

Una de las cosas más negativas es que en las escenas de vuelo de las naves por el espacio se incorporan efectos de sonido, cuando la incorporación del sonido en esos momentos es claramente un error, que la aleja totalmente de los silencios de la original. Si se hubiera seguido al menos ese patrón del silencio al mostrar el vuelo de las naves en el espacio o en las labores de los astronautas en el exterior de las naves (lo que se ha copiado bien es el efecto de la respiración tan característica del astronauta) esta película sería más correcta de lo que es, pero lo que ocurre es que si quieres hacer una continuación decente, hazlo bien, y no lo que tú quieras, porque harás cosas como esta.

A pesar de sus antecedentes espaciales, Peter Hyams demuestra que no era el director indicado para hacer una buena continuación. Decepciona ya desde el comienzo: tiene obsesion con el plano general ¿por que mantiene tanto tiempo la lejanía en ese campo de antenas parabólicas gigantes, en el cual no hace uno, sino dos planos generales? ¿Por qué ese eterno gran plano de la casa blanca? (2) En algunas ocasiones la utilización de este tipo de planos tiene sentido al ser el mejor medio de mostrar las gigantescas dimensiones de los objetos, donde en esas ocasiones usa el gran plano general, pero Hyams usa tantas veces estos dos tipos de planos, el gran plano general y el plano general, sobre todo el plano general, lo hace tantísimas veces que vemos que simplemente es un recurso visual y que cuando no sirve a los propósitos descriptivos, se queda en nada. Pero es que incluso dentro de la nave hay un uso casi continuado del plano general que es redundante, es absurdo, no hay necesidad de mostrar tanto el entorno, de por sí reducido, de esos habitáculos ya conocidos, porque además produce un efecto perjudicial, mostrando lo que en realidad son, decorados.

Supongo que con otra técnica que usa, el travelling, que en estos casos en que lo usa sigue pareciendo tan prescindible como pretencioso, pretende evitar la monotonía de ver un grupo de personas en un espacio cerrado, y por tanto hace el travelling de cámara, pero que se aleja y se aleja, de nuevo formando el plano general. ¿Por qué?. En otra ocasión el travelling lateral con el que pretende dinamizar una escena (una conversación entre los tripulantes de la nave) es sólo un movimiento rudo y burdo.

En cambio, los mejores momentos de la película son los espectaculares efectos especiales, que son los que salvan a esta película del fracaso más absoluto, pero aún así hay algo que falla, porque increíblemente vemos que algunas veces no está perfectamente integrado el efecto de pantalla azul, no es normal que pase esto, estando detrás Richard Edlund (3), pero pasa. Por lo demás, esos astronautas en el espacio y esas gigantescas naves espaciales logran su cometido de credibilidad o lo que se supone que puede ser algo real. Pero esas veces en que nos parece ver el truco, la afean un poco y en estos casos la acercan peligrosamente a un cine de serie B que no es aceptable para ser secuela de la que es.

2010: Odisea Dos

Explica algunas cosas que vimos en la anterior, otras no quedan claras, aunque realmente no creo que algunas cosas necesitasen mucha explicación. Tiende a ser petulante y presuntuosa, y decepciona, pero no por ser una secuela inferior de 2001, porque esto es algo que todos podían imaginar viendo la excepcional obra maestra de Kubrick, sino que decepciona, sobre todo, por alejarse del puro realismo científico de 2001 y además por la dirección tan vulgar y mediocre de Peter Hyams.

Además, de nuevo se asoma demasiado al cine de serie B, hay una broma visual donde en una revista vemos una especie de VS con dos fotos enfrentadas de Arthur C. Clarke y Stanley Kubrick, uno, supongo, simulando ser el presidente de EE.UU. y el otro de la URSS, que es una broma patética sin gracia, una patochada que demuestra que aquí hay muy poco estilo.

Keir Dullea, el astronauta superviviente de la primera entrega, aparece también aquí, con el mismo papel continuando tal como terminó en aquella ocasión. Sus intervenciones dan cohesión a ciertas cosas, y la computadora Hal 9000 es como un secundario importante. No son los tiempos de Kubrick, ni mucho menos y por mucho que quisiera Arthur C. Clarke, no hacía falta una continuación ni mucho menos tan decepcionante como esta.

John Lithgow es un actor con altibajos que da miedo verlo en según que clase de películas porque puede fastidiarla y hace tiempo llegué a la conclusión, no sin cierta sorpresa por mi parte - en la actuación y en ocasiones hilarante observación de su papel como veterano de Vietnam en 'Ecos de guerra' (1988) de Rick Rosenthal - de que no es buen actor. Helen Mirren está algo fuera de lugar como cosmonauta rusa y sigue pareciendo pedante incluso en este papel, lo que es dificil. Roy Scheider, famoso jefe de policía de Tiburón de Spielberg, cumple en su papel. Duración aproximada: 116 minutos.


Notas:

(1) Peter Hyams también dirigió la espacial 'Capricornio Uno' (1977) que aunque va por otros derroteros no futuristas, logró hacer una buena película con ella. 'Atmósfera cero', interpretado por Seann Connery, es conocida por ser un acertado remake espacial del western 'Sólo ante el peligro' (1952) de Fred Zinnemann.

(2) En estas escenas frente a la Casa Blanca, aparece Arthur C. Clarke sentado en uno de los bancos de aldrededor. No creo que este sea el motivo de esos planos generales, porque sería impensable que alguien basara la técnica a usar en esta anécdota.

(3) Encargado de los efectos especiales de la trilogía inicial de George Lucas, o última según se mire, que comenzó con 'La guerra de las galaxias' (1977) y continuó con 'El imperio contraataca' (1980) y 'El retorno del Jedi' (1983), además de los efectos especiales de otros clásicos como 'Poltergeist' (1982) de Tobe Hooper o 'Los Cazafantasmas' (1984) de Ivan Reitman, entre muchos más.

Las imágenes de la película no son del blu-ray.


Blu-ray


Formato: 1080p 16/9 2.4:1. Sonido: Dolby TrueHD: inglés 5.1; Dolby Digital: castellano 5.1, inglés 5.1, y más idiomas entre ellos español 5.1 (me imagino que este es el español neutro). Versión original en inglés, doblada y subtítulos al castellano y también al español neutro, entre otros idiomas.

Se logra una buena adaptación a este soporte pero aún así hay escenas con excesivo grano. El grano no es malo cuando lo vemos en el rostro de los actores, pero si lo vemos flotando por el aire a su aldrededor, algo ha fallado. Algunas escenas del espacio con grano llaman la atención. No obstante, sólo ocurre en algunas escenas como mal menor y no perjudica seriamente al metraje completo de la película. También hay que decir que si tienes alguna opción técnica en el televisor o en el mismo reproductor, como tipo "Cine" o parecido, ese grano desaparece al oscurecer un poco las imágenes. Aquí se comenta los bluray y dvd tal como se ven de forma estándar, no puede uno acertar con todas las combinaciones posibles.

Por otro lado, se logra la alta definición y a veces parece que estamos dentro de la misma nave, o da bastante impresión los abismos espaciales. Las naves y Júpiter se ven de forma espectacular. Podría estar mejor restaurado pero sin duda es muy recomendale tenerlo, mejora el dvd y el vhs ya ni te digo. En estos temas espaciales un blu-ray es la repera.

Como extra un documental de unos 10 minutos, "2010: la Odisea continua", sobre cómo se hizo la película, está subtitulado al español y es bastante interesante y descriptivo tanto con el rodaje como por los efectos especiales, y el trailer de cine.


Tweet

© Copyright 2001-2017 El castillo Vogelod - Pagina personal realizada sin ánimo de lucro - Todos los derechos reservados.