El castillo Vogelod Cine de terror

Cine de terror, ciencia ficción, fantasía y literatura fantástica

Atrapa a un ladrón (To Catch a Thief) 1955

En la Riviera francesa, Frances Stevens (Grace Kelly) y su madre (Jessie Royce Landis) conocen a un maderero norteamericano, que en realidad es John Robie, un ladrón de joyas de guante blanco que se ha retirado del negocio. Frances conoce su verdadera identidad y también se enamora de él. Cuando alguien comienza a robar joyas en el hotel, Robie es el principal sospechoso, pero el niega serlo e intenta descubrir al ladrón que se hace pasar por él.

Atrapa a un ladrón

Adaptación de la novela de David Dodge dirigida por Alfred Hitchcock. Es un excelente thriller policíaco, elegante, se sitúa en los grandes hoteles y mansiones de la parte más elitista de la Riviera francesa, sólo para privilegiados, o ladrones infiltrados, como es el caso que nos ocupa. Está interpretada al mismo nivel que toda la historia.

Grace Kelly está esplendorosa y pienso que es su mejor trabajo de entre todas las películas que hizo la malograda actriz con Alfred Hitchcock, en concreto fueron tres: 'Crimen perfecto' (1954) donde era una esposa adúltera a la que su marido, un cínico Ray Milland, quería matar; 'La ventana indiscreta' (1954), la novia de un accidentado James Stewart que se entretiene mirando por la ventana a sus vecinos y descubre un crimen; y por último esta que nos ocupa, también brillante como las anteriores. Hay un plano de Grace Kelly en un estado tal de tensión, que es admirable, lograr tanta tensión en los gestos en una situación cotidiana de charla mientras toman algo en un bar, no es común verlo: tensión por la actitud de su madre borracha y pienso que también por el amor que siente por John Robie, que está a su lado.

Parte de la historia se rodó en Monaco. De todos es conocido que Grace Kelly conoció al príncipe Raniero de Mónaco y se casaron, dejó la interpretación, tuvieron hijos y como dice el cuento, fueron felices y comieron perdices, aunque poco tiempo: Grace Kelly murió en 1982 por causa de un accidente de automóvil precisamente en una de las carreteras que vemos en 'Atrapa a un ladrón', donde ella conduce un descapotable a toda velocidad acompañado de un asustado Cary Grant. Dicen coincidencia, causalidad, en fin, Kelly murió en la vida real en una de esas carreteras mientras conducía el coche que se estrelló, acompañada de su hija. Existió un rumor que afirmaba que en realidad era su hija la que conducía el coche, y que no tenía aún el carnet de conducir. La tragedia de la vida.

Volviendo a la película, el punto cómico que le da Hitchcock, junto a la buena interpretación de Cary Grant ayuda a hacerla también más entretenida. Cary Grant e Hitchcock ya eran conocidos y habían trabajado juntos: en la excelente 'Sospecha' (1941) con una atormentada Joan Fontaine que cree que su marido, Cary Grant como un tunante poco de fiar, quiere matarla; la de espías nazis 'Encadenados' (1946); esta que nos ocupa y 'Con la muerte en los talones' (1953) con Cary Grant envuelto en un complot internacional, con imágenes icónicas del séptimo arte, tanto las situadas en el Monte Rushmore como la de la avioneta que persigue a Cary Grant.

La fotografía del habitual Robert Burks logra unas tonalidades de colores magníficas. La verdad que es una película muy entretenida, muy bien construida argumentalmente y debe ser perfecta porque personalmente no consigo verle nada especialmente negativo.

El actor inglés John Williams, detective en 'Crimen perfecto', es el asegurador de las joyas que roban. Williams participó igualmente en la serie de televisión presentada por Alfred Hitchcock y de bastante éxito llamada 'Alfred Hitchcock presenta' (1955–1962) en varios episodios, entre ellos repitiendo el de policía, que por lo visto daba el tipo para el papel. En 'Un grito en la niebla' (1960) esta vez de David Miller, donde Doris Day sufría un acoso anónimo por teléfono, es también un detective que investiga el caso. John Williams era un tipo con un bigote característico y de aspecto simpático, y sobre todo muy inglés. En esta ocasión, se une al trío formado por la hija, la madre y el ex-ladrón para intentar descubrir al verdadero ladrón de joyas.

Duración aproximada: 106 minutos.


Tweet

© Copyright 2001-2017 El castillo Vogelod - Pagina personal realizada sin ánimo de lucro - Todos los derechos reservados.