El castillo Vogelod Cine de terror

Cine de terror, ciencia ficción, fantasía

Cromwell, el rey de los bárbaros (The Sword and the Sorcerer) 1982)

El rey Cromwell (Richard Lynch) ayudado por un hechicero resucitado (Richard Moll) conquista el reino del rey Ricardo y su mujer y los ejecuta, pero el príncipe Talon (Lee Horsley) huye. Cuando es ya mayor es un mercenario. Mikah (Simon MacCorkindale) que dice ser el heredero al trono y su hermana Alana (Kathleen Beller) lideran una revuelta que intenta derrocar a Cromwell pero este lo evita. Su hermana le pide ayuda a Cromwell para que saque a su hermano del calabozo, y este así lo hace ayudado por el resto de disidentes que no han sido capturados. Pero Cromwell aún manda con fuerza.

Cromwell, el rey de los bárbaros Cromwell, el rey de los bárbaros

Albert Pyun [Cyborg (1989)] debuta en la dirección con esta su ópera prima, dirigida con soltura, una aventura de espada y brujería, seria, con algo de componente de terror, también un poco frívola con algo de humor, pero ambientado en un mundo auténtico de guerreros y hechicería.

El comienzo es espectacular, con la resurrección de un brutal hechicero demonio encarnado por Richard Moll, el cual ya se las vió de nuevo en estos mundos de la espada y la brujería anteriormente, en la (pre-Conan) El arquero de fuego (1981). Es como un cuento de hadas pero siniestro, con cadáveres y sangre, quizás puede que haya un exceso de parodia o ligereza argumental, y algo ingenua respecto a la aventura donde gana el bueno, pero no es algo grave, la ambientación está lograda aunque los decorados urbanos extrañamente parecen evocar los decorados de futuras series de televisión como Hercules o Xena.

El reparto cumple, caras muy conocidas, como Simon MacCorkindale es el aspirante al trono, o la menuda Kathleen Beller está muy bien en su papel. George Maharis como el consejero de Cromwell es uno de los más destacados dándole a su personaje una fuerte impronta y en realidad es el personaje que más oculta de todos. Lee Horsley cumple al igual que un tirano Richard Lynch. El final indica una posible segunda parte, con título y todo, 'Tales of the Ancient Empire', que Albert Pyun hizo en 2010 (!), tras más de 20 años, 'Tales of an Ancient Empire', protagonizada por Kevin Sorbo, que veremos.

Duración aproximada: 100 minutos.


Tweet

© Copyright 2001-2017 El castillo Vogelod - Pagina personal realizada sin ánimo de lucro - Todos los derechos reservados.