El castillo Vogelod Cine de terror

Cine de terror, ciencia ficción, fantasía y literatura fantástica

El fantasma y doña Juanita (1945)

A una localidad llega la feria y un circo, el cual será el centro de atracción de todo el pueblo durante unos días.

El fantasma y doña Juanita

Producción española de Cifesa con dirección de Rafael Gil, es de las mejores películas tanto del director como de la productora que aciertan con una historia impersonal desde el punto de vista político. El reparto está extraordinario, un grupo de actores con calidad arropados por una buena historia, no era algo habitual en el cine de esta época: Mary Delgado, atractiva y simpática, con carisma, con una sonrisa agradable, es la joven que se enamora del payaso de circo (Antonio Casal); su padre es el actor Alberto Romea, veterano actor que sabía darle personalidad a sus papeles; Juan Espantaleón como el dueño del circo demuestra ser un actor ductil y solvente, casi imprescindible en cualquier película, y Juan Calvo es un cura de pueblo en un papel menor pero relevante.

El fantasma y doña Juanita

La historia acompaña, tiene dinamismo y está bien contada, los personajes están todos logrados, es una comedia costumbrista inusual y muy alejada del cine rancio de la época franquista de España, y tiene bastante frescura, más que un corralillo de Lope de Vega es un cine costumbrista elegante, surgido de la novela del escritor gaditano José María Pemán. La ambientación de época además es excelente con lo que nos sitúa en una época feliz y mejor que la contemporánea: Tony (Antonio Casal) es un payaso de circo que conoce a Rosita (Mary Delgado) en la localidad donde el circo ha llegado, y se enamoran durante los días que está la feria. Tony le dice a Rosita que es contable del circo en vez de payaso y ella es la hija del farmaceutico (Alberto Romea). Un día el circo sale ardiendo, Rosita y su padre buscan a Tony y este ha desaparecido, nadie sabe donde está ni nadie sabe quien es.

El título hace pensar en un fantasma, en realidad la idea de fantasma existe pero de forma ingeniosa y también dramática, que no se puede contar pero es una genialidad.

El fantasma y doña Juanita

El protagonista es Antonio Casal, cómico algo surrealista, siempre pareció como salido de algún cómic o, más propio, de algún TBO, personalmente no es que me cayera especialmente simpático, para ser cómico, y tampoco pienso que fuera buen actor, pero parecía un especie de Harold Lloyd sin gafas y tenía también un parecido extraño con Matthew Broderick. Quizás su forma de actuar y bromear resulte un poco indiferente, totalmente subjetivo en este caso, como el payaso Tony cumple, pero por alguna extraña razón casi siempre son los secundarios los que elevan el nivel de la película aportando calidad y no sólo le pasaba a él (baste recordar la pareja formada por Rafael Gil y Amparo Rivelles, normalmente cursis donde los valores artísticos residían en el resto del reparto que les acompañaban).

Siempre veía a Antonio Casal como un poco cretino, en este caso hay una cosa que me lo confirma: si esta película se hubiera hecho hoy en día seguramente hubiera recibido alguna denuncia por maltrato animal. Casal le pega varias patadas a un pequeño mandril que tiene por mascota, o lo tira por los aires como si nada, que me confirman que era un cretino. La mentalidad de la época sobre los animales no es la misma que tenemos hoy en día, pero no es óbice para la mención.

El fantasma y doña Juanita

Mary Delgado hace un trabajo excelente. Interviniente en varios clásicos de Rafael Gil, como en Eloísa está debajo de un almendro (1943), donde no tuvo un buen papel en el que pudiera destacar entre tanta coralidad y caos argumental, al contrario que aquí, que está extraordinaria. Otro trabajo excelente fue en 'La calle sin sol' (1948), es una mujer ciega que pide limosna con su marido, excelente José Nieto. Otro trabajo fue de vendedora de lotería en 'El crimen de la calle Bordadores' (1946) de Edgar Neville. Duración aproximada: 73 minutos.


Tweet

© Copyright 2001-2017 El castillo Vogelod - Pagina personal realizada sin ánimo de lucro - Todos los derechos reservados.