El castillo Vogelod Cine de terror

Cine de terror, ciencia ficción, fantasía y literatura fantástica

Tales of an Ancient Empire (2010)

En el reino de Abelar, la reina Adonia gobierna sola tras la muerte de su marido, el rey Lumbosha, asesinado por el hechicero Xuxia (Norbert Weisser) y su hija vampira Xia (Whitney Abel). La reina contrata a Oda (Michael Pare) un mercenario para que los mate. Con Oda van dos compañeros, con los que llega a la Isla de las almas perdidas donde se encuentra al hechicero y sus criaturas infernales. Oda mata al hechicero y con Xia hace el amor, la cual se queda embarazada de forma instantánea de un hijo, mitad humano y mitad vampiro.

Oda mata a Xia y la entierra en un ataud, y al niño lo lleva a palacio para que lo adopte cualquiera. Veinte años más tarde un grupo de ladrones van a la isla y liberan por accidente a Xia, que mata a la hija de Adonia, la reina Ma'at (Jennifer Siebel Newsom), para vengarse así de la muerte de su padre, y se hace reina.

Tales of an Ancient Empire Tales of an Ancient Empire

En una taberna de mala muerte de una ciudad sin ley, Durris, está Aedan (Kevin Sorbo) un mercenario que conoce a una guerrera (Melissa Orbeay) que en realidad es Tanis, princesa de Abelar y además su hermana, que le pide que se una a ella para encontrar a su padre, otro mercenario que no es otro que el famoso mercenario de la leyenda, Oda, para matar a Xia. Aedan saca a otra hermana, Malia (Sarah Ann Schultz), del calabozo del pueblo que se une a sus dos hermanos para encontrar al padre perdido, y poder eliminar a Xia. A ellos se une otra hermana, Rajan (Janelle Marra) y su hija Alana (Inbar Lavi). Al grupo intentarán pararlo miembros de la corte de la antigua reina convertidos en vampiros y al servicio de Xia.

Dirigida por Albert Pyun, es una supuesta segunda parte de 'Cromwell, el rey de los bárbaros' (1982) (a partir de ahora 'Cromwelll ...') , buena película de Espada y Brujería ya que logró ser una buena de hechicerías y peleas de aquella época con una estética lograda. Esta supuesta segunda entrega, rodada tras tanto tiempo, en realidad podría pasar sin serlo, pero hay detalles que sí la hacen tener alguna relación, y se dice que es la segunda parte porque así terminaba la de 'Cromwelll ...', anunciando precisamente la siguiente aventura de Talon (el héroe de la primera, el actor Lee Horsley) llamándola como el título de esta entrega.

Hay varias cosas a destacar: estéticamente está lograda, hace un uso claramente de técnicas de ordenador y fotografía, pero aunque a veces el mal uso de estas técnicas que se usa para mejoras visuales lo que parece producir es el efecto contrario, de chapuza, en este caso no ocurre así, porque no es un abuso chapucero de las técnicas facilonas sino que sabe como utilizarlas y elige la que mejor queda. Hay también un uso de la pantalla de fondo bastante acentuado en ocasiones pero no desentona en mucho y por otra parte se consiguen imágenes de postal muy bellas.

Entre las producciones estándares de cine y más entre las de Espada y Brujería, las más manidas sin duda las de los 80, resulta distinta porque destaca precisamente por la estética que la hace diferente, la fotografia es a veces impactante, al igual que las escenas más tenebrosas. Actualmente por lógica la fotografía y la estética de una película actual cambia bastante, incluso radicalmente, sobre todo de las clásicas.

Otra de estéticas poco usual pero sin duda "al día", moderna, es 'Legend of the Red Reaper' (2013), la cual considero algo inferior y menos lograda, pero también sin doblaje ni distribuida en España, como esta, que no hay visos tampoco de que alguien vaya a distribuirla por aquí a no ser que sea de importación, es decir, sin subtítulos al español por lo menos. Lástima, si de cualquier genero, ciencia ficción o terror, se distribuye cualquier cosa, no se mide con el mismo rasero a este de Espada y Brujería, que siempre está mal visto, más aun que el de terror, que ya es decir.

Tales of an Ancient Empire Tales of an Ancient Empire

Como historia, como se ha dicho, pues hay detalles que nos revelan que sí tiene alguna relación con 'Cromwelll ...', aunque no se sitúa en el mismo reino aunque parece que sí el mismo mundo. La resurrección de la vampira Xia, que personalmente me parece de lo mejorcito que he visto hace mucho, y además con unos colores acordes con esos azules gélidos, claramente evoca el comienzo de 'Cromwelll ...' donde en esa ocasión revivían al demonio hechicero Xusia (Richard Moll).

Y aquí creo que puede estar la principal conexión posible, la del hechicero Xuxia (como el Xusia de Richard Moll), interpretado por el alemán Norbert Weisser, al cual vemos sólamente durante los créditos iniciales. Además, como otra supuesta conexión con 'Cromwelll ...' esa Isla de las almas perdidas, donde está enterrada la vampira, podría ser la Isla de la tumba con la que empieza Cromwell que es precisamente donde por medio de hechicería se despierta al demonio Xusia. Y sin ánimo de destripar más de la película, es necesario: Oda menciona al rey Micah y el reino de Edan, al que acudirá a ayudar. Sin duda debe referirse al aspirante al trono que en 'Cromwelll ...', el actor Simon MacCorkindale, intentaba, y consiguió, con la ayuda del mercenario Talon (y en realidad legítimo heredero al trono, mas que Micah) de derrotar al rey tirano Cromwell.

Son los únicos motivos que veo en conexión con 'Cromwelll ...' pero por tanto necesarios para poder considerarla, al menos, como una secuela con cierta relación. Y finalmente, si se apura un poco más, Oda, al fin y al cabo, no podría ser otro que el mismo Talon, el mercenario protagonista de la primera parte.

Kevin Sorbo, conocido de sobra en estas lides de espadas ya sea como Kull o la serie televisiva donde es Hercules, es Aedan, el mercenario que ayuda a sus hermanas (y sobrina) y acostumbrado a estas lides no tiene que hacer mucho para desenvolverse bien. En este reino hay momentos tenebrosos logrados, como en la muerte de la reina Ma'at, hay una escena donde vemos salir de una cueva a dos vampiras que es sucia y causa la inquietud necesaria, y en general los vampiros, mejor decir vampiras, ya que es mayoría el bando femenino, están logradas perfectamente y atacan con convicción y credibilidad. Son bellezonas como la nombrada, Whitney Abel, o Victoria Maurette o Jessica Delgado, que en su vertiente más oscura suprimen todo halo de sensualidad.

Las vampiras en sí en cierto modo no están muy alejadas del concepto de sensualismo erótico que pudimos ver en la de terror 'Drácula de Bram Stoker' (1992) de Francis Ford Coppola, por situarnos en un contexto cercano que roza en algunos momentos el barroquismo visual (el contexto más alejado sin duda es el gótico de Hammer Films), aunque el parecido se queda en lo sensual, siendo estas más radicalizadas y oscuras acordes con la temática más fantasiosa de la historia: Whitney Abel como Xia pasa de una sensualidad a una muerta viviente, cenicienta viva por momentos espectacular, como sucede también con el resto de las vampiras denotando lo que realmente son, muertas. Hay primeros planos muy bellos, además. Al igual, "las buenas", también destacan por su belleza y sensualidad, entre ellas sin duda Melissa Ordway o la hebrea Inbar Lavi.

Tales of an Ancient Empire Tales of an Ancient Empire

Falla el final, se esperaba algo más, y se cuenta de que a pesar de que Xia, que desapareció de escena para dar paso a sus acólicas vampiras, fue derrotada por Aedar, los vampiros llegaron a dominar el mundo (historia que se afirma se contará, en otra parte supongo, que no creo se haga nunca). Pero en general toda esa estética oscura, con sentido, imágenes crepusculares, la sangre, el barroquismo de ciertos momentos, es lo que destaca, casan perfectamente con la historia, los ataques de los vampiros están muy logrados. Afortunadamente, en cuanto a los efectos especiales se usan las técnicas más convencionales en el maquillaje, reales, sin uso de ordenador excepto en algunos detalles, ya se sabe, algún reflejo de los ojos y tal y también hay alguna infografía lograda (la primera vez que vemos al barco en el mar en ese mundo de sombras es prometedor) y otras imágenes no desentonan con el resto, lo que ya es bueno.

Atención a los títulos de crédito iniciales: 11 minutos donde una vampira, llamada Hekate (Cazzy Golomb) y que es la nieta de Xia, va contando todo el pasado de Abelar con un fondo de cómic y sangre. Puede hacerse bastante extraño algo tan poco habitual. En ellos vemos una cara más famosa que las demás que salen, Olivier Grune, héroe de las películas de acción haciendo de mercenario crediticio, digamoslo así. La verdad que esos créditos pueden exasperar o interesar en la misma medida. Son sin duda, nada habituales.

En cuanto al reparto terminar diciendo que es bastante potable, y todos son muy profesionales y dan el tipo. No estoy de acuerdo en absoluto con las malas críticas que recibe esta película, de tan independiente que ya por ello es un milagro que exista. Si nos atenemos a esas críticas podríamos esperar encontrarnos una película amateur hecha con cuatro colegas y sin ningún plan establecido, cuando aqui nos encontramos una producción, barata, pero bien realizada con un equipo profesional detrás muy competente. Hay que tener en cuenta que la Espada y Brujería, sobre todo la de los 80, no es un estilo que sea muy valorado (exceptuando Conan y alguna más). Aquellos que en los años 80 no iban a los estrenos en los cines porque no les gustaban estas películas, son los que ahora las ven gratis en internet y se dedican a ridiculizarlas. La cosa no ha cambiado mucho con las novedades.

Esta de Albert Pyun no es revolucionaria y nadie pide que lo sea pero sí es original, cuenta sin duda una elaborada historia y la muestra a veces casi como una representación teatral, salvaje, sangrienta, maquillajes conseguidos al igual que la ambientación: Durria es un pueblo de mala muerte bien construido, con una taberna oscura típica y personajes convincentes y apropiados dentro del contexto del mundo bárbaro crean el universo necesario; el mundo subterráneo perfecto, las profundidades de las cuevas dan grima, y ver corretear a las vampiras por ellas es espeluznante; el Palacio está conseguido y en general la ambientación está lograda, en general transmite lujo, con actores muy profesionales. Duración aproximada: 86 minutos.

Imágenes

Tales of an Ancient Empire Tales of an Ancient Empire Tales of an Ancient Empire Tales of an Ancient Empire Tales of an Ancient Empire Tales of an Ancient Empire


Tweet

© Copyright 2001-2017 El castillo Vogelod - Pagina personal realizada sin ánimo de lucro - Todos los derechos reservados.