El castillo Vogelod Cine de terror

Cine de terror, ciencia ficción, fantasía

Varieté (1925)

Boss (Emil Jannings) es un extrapecista que tuvo que dejar el trapecio por un accidente, y que ahora dirige un espectáculo erótico en una barraca de feria. Vive con su mujer (Maly Delschaft) y su hijo en una caravana. Un día arriba un barco al puerto y le llevan a Bertha-Marie (Lya De Putti) una joven que no tiene a donde ir y que sabe bailar. La incorpora al espectáculo para que baile. Boss se enamora de ella y deja a su mujer y a su hijo, y vuelve al trapecio con la joven, actuando en espectáculos de feria al aire libre.

Varieté

Un trapecista famoso llamado Artinelli (Warwick Ward) necesita un compañero para actuar, y entonces le recomiendan a Boss y a Bertha. Su espectáculo tiene éxito pero se encapricha de Bertha, la viola y ambos comienzan una relación amorosa a espaldas de Boss. Este no sabe nada del engaño hasta que un día ve unos dibujos en una mesa donde se le parodia como un cornudo y entonces se enfrenta a Artinelli, lo mata, y se entrega a la policía.

Desde Alemania dirige Ewald André Dupont una de las obras maestras del cine mudo alemán, protagonizada por un inmenso Emil Jannings. La historia en sí consiste en un hombre honrado que por circunstancias de la vida se ve metido en un trabajo que detesta, y que un día se enamora de esa joven por la que abandona a su familia, y cae en lo más bajo. La clave es pues la mala decisión que toma y se intenta moralizar señalando que una vida familiar segura es mejor que una aventura, que en este caso arruina la vida de un hombre. Lya De Putti encarna a la joven casquivana con mucha sensibilidad, demostrando ser una gran atriz que desafortunadamente murió pronto, en 1931. En 'Phantom' (1922) de F. W. Murnau, Lya De Putti hizo dos papeles: el de la joven que enamora a Alfred Abel y la prostituta "fina" que lo lleva a la ruina y la perdición.

Las escenas de trapecio son realizadas por un trío de auténticos trapecistas que eran muy famosos en la época. Según indica el libreto que incorpora la edición en blu-ray de la Fundación Murnau, y que se comenta más abajo, el trío se hacía llamar los Codonas: Lalo Codona doblaba a Emil Jannings, su hermano Alfredo a Warwick Ward y Clara Codona, mujer de Alfredo, doblaba a Lya De Putti. Alfredo Codona doblaría a Johnny Weissmuller en 'Tarzán de los monos' (1932) de W.S. Van Dyke. Alfredo se suicidó en 1937 después de disparar a su segunda mujer, también trapecista, Vera Bruce, durante un proceso de divorcio. Su hermano Lalo le sobrevivió hasta 1951.

En las escenas de trapecio la cámara desencadenada de Karl Freund sigue a los trapecistas logrando que nos sumergamos en el espectáculo. La dirección de Ewald André Dupont es espléndida y se consigue un trabajo sensacional de todo el reparto, recreándose muy bien el mundo de las variedades. Es su mejor película y le sirvió para ir a Hollywood, pero sólo hizo una película allí y volvió a Europa en una carrera que no despuntó más.

Duración aproximada: 95 minutos.


Blu-ray


Fundación Friedrich-Wilhelm-Murnau. Formato: 4:3 1,33:1 1080p, tintado. Sonido: DTS HD Master Audio 2.0, DTS HD Master Audio 5.1. Textos en alemán con subtítulos en inglés, francés, italiano y japonés.

Extra: la versión americana, que sufrió algunos recortes por la censura. No se ven escenas de desnudos, algún beso se pierde, y tambien eliminan algunos carteles, por lo que al no ser una versión completa, es inferior a la original alemana y sólo vale como curiosidad. Su duración es por tanto menor, 82 minutos.

Incluye libreto de 31 páginas, en alemán e inglés, con datos y fotografías.

Esta edición de la Fundación Murnau es la única edición que existe actualmente en blu-ray, en un disco de 50 GB. La restauración es brillante, unas imágenes nítidas y limpias. No creo que se le hubiera podido sacar más partido a estas imágenes del blu-ray, por lo tanto es muy recomendable. Pero la edición ha causado bastante polémica por la música del grupo The Tiger Lillies, que es un grupo inglés que toca música vanguardista circense y de cabaret. La música que ha compuesto el grupo para la película es una música cantada, con lo que produce que, además de ver las imágenes, oigamos la historia porque va contando lo que vemos, por lo menos para el que sepa inglés cantado.

La música ha recibido una gran cantidad de malas críticas, por lo menos en foros y páginas de opiniones que es donde se ve generalmente qué piensa cada cual. En mi opinión, la composición de esta música vanguardista consiste básicamente en variaciones del mismo tema central que se va adaptando a lo que vemos en pantalla, en mayor o menor grado, pero normalmente es así. El vocalista además hay veces que canta de forma muy poco convencional, por lo que para la mayoría es algo insufrible y digno de criticar. Pero a pesar de las críticas, a veces se consiguen bonitos momentos sentimentales cantados y la música instrumental está lograda y acorde con el ambiente en que se mueven los protagonistas. En cambio, debido sobre todo a que es música cantada, a veces no hay más remedio que bajar el volumen. Pero esto no sólo ocurre con músicas vanguardistas tan extremas. Tambien ocurre con la música clásica, o en el caso que nos ocupa, pasa también con la música de órgano de la versión americana que se incluye como extra en el blu-ray, que es una música convencional que a veces o bien molesta o bien aburre.

El "error" de esta edición no está en incluir esta música vanguardista, sino en no incorporar otra opción sonora, una de piano u orquestal. Las ediciones de Filmmuseum suelen hacerlo, incluir dos opciones musicales al gusto y elección del que la ve. Como digo siempre la música vanguardista no es del gusto de todos y entonces ocurre lo que pasa con esta magnífica restauración acompañada de esta música cantada, la cual personalmente estoy exultante de poderla tener, incluso con esta música, que a pesar de los inconvenientes señalados, consigue trasladarte a otro lado. No soy de los que opinan que no vale absolutamente nada. Nunca desecho una música vanguardista y para mí en el cine mudo, es una opción muy válida musicalmente hablando.

Si se hubiera incluido otra opción musical no recibiría las terribles críticas sobre el aspecto musical, las cuales como he dicho no comparto. Pero no obstante, es un error relativo: el que quiera oir otra música que se vea la versión americana que es con música de órgano. O si no que baje el volumen y que se ponga un disco.

Siento no poner imágenes sacadas del blu-ray pero esta es una Poverty web.


Tweet

© Copyright 2001-2017 El castillo Vogelod - Pagina personal realizada sin ánimo de lucro - Todos los derechos reservados.